Iniciativa emprendedora RSS

  Empresa social: tres modelos de éxito 

Mair, Johanna; Schoen, Oliver
Imprimir Compartir

La búsqueda de fórmulas más innovadoras, rentables y sostenibles de afrontar los problemas de la sociedad ha propiciado la aparición de empresas sociales, generalmente lideradas por individuos visionarios. Al combinar un fin social con el objetivo de la rentabilidad, estas iniciativas son vistas como una manera eficaz de cubrir necesidades sociales en gran medida insatisfechas, sobre todo cuando los métodos tradicionales se consideran ineficaces, poco rentables e insensibles.

La investigación en este campo suele centrarse en distintos aspectos de los emprendedores sociales y de sus iniciativas. Por ejemplo, el emprendedor social como agente de cambio, o el papel del fundador y su visión y rasgos individuales. Con todo, quedan muchas preguntas sin responder: ¿cómo crean valor social y económico los emprendedores sociales con sus organizaciones autosuficientes? ¿Qué papel juegan sus estrategias de construcción de redes y aprovisionamiento de recursos? Del mismo modo, ¿cómo pueden asegurarse los emprendedores sociales de que el valor creado va a parar al grupo objeto de su iniciativa? La profesora Johanna Mair y el asistente de investigación Oliver Schoen del IESE abordan estas cuestiones en su artículo "Social Entrepreneurial Business Models: An Exploratory Study" ("Modelos de negocio de la iniciativa empresarial social: un estudio exploratorio").

Los autores se centran en tres iniciativas: Grameen Bank, Mondragón Corporación Cooperativa y Sekem. Las tres arrancaron como empresas sociales lideradas por individuos excepcionales, todos ellos visionarios, y acabaron convirtiéndose en organizaciones autosuficientes. Es más, han tenido un éxito, tanto social como económico. Estas organizaciones reflejan un amplio espectro de empresas y necesidades sociales bien diferentes. Empezaron su actividad en regiones geográficas distintas y tienen productos, mercados y tamaños diferentes. Semejante diversidad permite a los autores estudiar mejor los rasgos comunes de las empresas sociales de éxito que cubren necesidades sociales y fomentan el cambio social.

Grameen Bank. Desde el principio, la visión de Mohamed Yunus, fundador del Grameen Bank en Bangladesh, fue ayudar a los pobres a valerse por sí mismos. Esta visión ha mantenido en sus trece a Yunus, que busca constantemente nuevas formas de paliar la pobreza. Hoy día, el Grameen Bank tiene 3,5 millones de clientes, el 95% de los cuales son mujeres. El banco es autosuficiente desde un punto de vista financiero y ha dado empleo a más de 12.000 personas.

Sekem. La misión declarada de Sekem es "afrontar los retos del presente contribuyendo al desarrollo global del hombre, la comunidad y la tierra". Ésta fue la aspiración de su fundador, el doctor Abouleish, quien no ha dejado de trabajar para hacerla realidad durante los últimos 27 años. Actualmente, unas 2.000 personas trabajan para Sekem en Egipto. El grupo comprende seis empresas, cuyas actividades van desde el empaquetado y la distribución de hierbas y frutas frescas hasta la fabricación de fitofármacos y productos textiles orgánicos. Además de estas empresas, Sekem fundó y actualmente promociona la Egyptian Society for Cultural Development. Esta organización patrocina una guardería, el Institute for Adult Training, un centro médico y otras actividades sociales y culturales. Asimismo, está en proceso de fundar una universidad.

Mondragón. En los años cuarenta, con el fin de crear oportunidades para los jóvenes de Mondragón, una ciudad del País Vasco, un joven sacerdote fundó la Escuela Politécnica Profesional. La institución, organizada como cooperativa, tenía por objetivo ofrecer educación técnica. La escuela inició un movimiento que ha llevado a la creación de numerosas cooperativas. Actualmente, Mondragón Corporación Cooperativa es el séptimo grupo empresarial de España por facturación. Su cartera de productos y servicios abarca desde enseres y componentes para el hogar hasta herramientas de máquinas y supermercados. Mondragón es un grupo empresarial global que posee 38 factorías en todo el mundo. Con un total de 68.260 empleados, el grupo fue en 2002 la tercera empresa española por número de trabajadores.

A pesar de las muchas diferencias entre ellas, las tres organizaciones presentan una serie de características comunes responsables de su éxito en la creación de valor social y económico de manera sostenible. Los autores observan que comparten un planteamiento similar respecto a tres elementos clave: la red de valor, la estrategia de recursos y la interfaz del cliente.

Los hallazgos del estudio apuntan tres conclusiones. En primer lugar, las organizaciones emprendedoras sociales de éxito no se limitan a posicionarse en un punto concreto de la cadena de valor de un sector, sino que crean proactivamente su propia red de valor con empresas que comparten su visión social. En segundo lugar, se aseguran de que la estrategia de recursos forma parte integral de su modelo de negocio. Por último, se esfuerzan en transferir el valor creado a sus grupos objetivo y los integran en su red en una etapa muy temprana. De este modo, el grupo objetivo desempeña un papel vital en la creación de valor y se beneficia significativamente de dicho valor.

Artículo basado en:  Social entrepreneurial business models: An exploratory study
Editorial:  IESE
Año:  2005
Idioma:  Inglés