Gobierno corporativo RSS

  Gobierno corporativo para garantizar la continuidad de la empresa 

Imprimir Compartir


Un buen sistema de gobierno corporativo ha de contribuir a la continuidad de la empresa. Para ello, debe contemplar si se tienen los accionistas adecuados.

En el momento actual de acelerada innovación tecnológica, resulta esencial para la empresa contar con los socios apropiados: aquellos que pueden procurar los recursos y capacidades que la empresa necesita para seguir siendo competitiva en el futuro. Eso, a veces, pasa por ceder la mayoría de la propiedad con el fin de asegurar la continuidad del proyecto empresarial, que debe estar por encima de otros intereses.

Esta necesidad es más acuciante en el caso de la empresa familiar. En este tipo de compañías, el accionariado debe sentirse propietario del proyecto además de accionista. Accionista lo es todo aquel que posee acciones, propietario es aquel que siente el proyecto como propio, y mantener este sentimiento conlleva una serie de implicaciones. Los propietarios deben sentir que merece la pena seguir siendo propietarios de aquel proyecto y que pueden seguir desarrollándolo en el futuro.

Los accionistas y miembros de la familia propietaria deben juzgar adecuadamente si el proyecto que comparten es asumible con sus propios recursos y capacidades o si, por el contrario, ha llegado el momento de incorporar un socio o incluso de vender la empresa en favor de su pervivencia.

El consejo de administración debe asegurar la continuidad de la empresa. También en la empresa familiar. Esto implica un análisis sereno y sosegado acerca de si es oportuna y conveniente la incorporación de un socio para el desarrollo de la empresa a largo plazo.

Una de las preguntas que debería figurar en toda constitución familiar debería ser: "¿Bajo qué circunstancias estamos dispuestos a admitir un socio en nuestra empresa o incluso a vender algunas acciones?". Ello no quiere decir en absoluto que estemos pensando en vender la empresa, sino que no queremos ser víctimas del efecto sorpresa.

Haber analizado todos los posibles escenarios es una de las tareas que el sistema de gobierno corporativo y, en particular, el consejo de administración de toda empresa deben abordar para, si fuera conveniente, plantear el tema al accionariado. Así estamos en la línea del gobierno más que de la gestión: evitar los problemas antes de que surjan, en lugar de tener que resolverlos con posterioridad.

Para más información sobre gobierno corporativo, suscríbete a Corporate Governance Insights, la newsletter del IESE Center for Corporate Governance. Puedes acceder a la última newsletter desde aquí.
Artículo basado en:  Gobierno corporativo para garantizar la continuidad de la empresa
Año:  2019
Idioma:  Español