Contabilidad y control RSS

  ¿Vale la pena dejarse asesorar por los 'proxy advisors'? 

Larcker D. F.; McCall, Allan L.; Ormazábal, Gaizka
Imprimir Compartir

Las asesorías de voto, conocidas como proxy advisors, son firmas independientes que investigan y ofrecen recomendaciones de voto a los accionistas ante determinadas propuestas que se presentan en las juntas generales.

Los cambios regulatorios de los últimos años han incrementado el número de cuestiones susceptibles de ser votadas y, por lo tanto, han aumentado su influencia.

Empresas y organismos reguladores se muestran cada vez más incómodos, especialmente cuando dos firmas acaparan cerca del 80% del mercado: Institutional Shareholder Services (ISS) y Glass Lewis.

En su artículo "Proxy Advisory Firms and Stock Option Repricing" (Firmas de asesoramiento de voto y cambio de valor de las opciones sobre acciones), publicado en Journal of Accounting and Economics, el profesor del IESE Gaizka Ormazabal, junto con David Larcker y Allan McCall, de Stanford, tratan de valorar el beneficio real que aportan los asesores de voto a los accionistas.

A partir de una muestra de casos que datan de entre 2004 y 2009, en los que se propusieron cambios en los planes de opciones sobre acciones, los autores valoran el impacto de seguir los consejos de los proxy advisors en la cotización de las empresas, el resultado operativo y la rotación de personal.

El auge de los asesores de voto
El aumento de la influencia de los asesores de voto es un fenómeno reciente que se debe, en parte, a nuevas regulaciones que pretenden reforzar el peso de los accionistas en las decisiones sobre gobierno corporativo de las compañías cotizadas.

Como resultado, se ha incrementado sustancialmente el número de cuestiones que votan los accionistas y, de rebote, ha aparecido una nueva capa de burocracia que pone más presión sobre el tiempo y los limitados recursos de muchas instituciones.

En 2003, por ejemplo, la Bolsa de Nueva York y el Nasdaq cambiaron sus condiciones de cotización, de manera que la creación o modificación de cualquier plan de compensación por acciones debe ser aprobada por los accionistas.

El mismo año, la Securities and Exchange Commission (SEC), el regulador bursátil estadounidense, exigió a los fondos de inversión que desarrollaran y dieran a conocer sus políticas y procedimientos para determinar los votos delegados, que debían estar libres de conflictos de intereses, así como sus votaciones en todas las propuestas de los accionistas.

Al mismo tiempo, la SEC anunció que el uso de políticas de voto por delegación desarrolladas por una tercera parte independiente, como pueden ser los proxy advisors, no incurría en conflicto de intereses y cumplía con las obligaciones requeridas en el voto delegado de los fondos de inversión.

El resultado fue que muchos fondos de inversión empezaron a depender más (algunos de manera exclusiva) de las recomendaciones de las firmas de asesoramiento.

Asesorías... ¿independientes?
A medida que han ido creciendo el poder y la influencia de los proxy advisors, también han surgido dudas en cuanto a si sus incentivos son adecuados o si hacen lo necesario para verificar que sus recomendaciones de voto son realmente correctas.

Por desgracia, si sus políticas en materia de gobierno corporativo son incorrectas y las empresas cotizadas las adoptan para que las propuestas de la dirección sean aprobadas, pueden salir caras tanto a las empresas como a la economía en su conjunto.

La misma SEC ha mostrado su preocupación sobre posibles conflictos de intereses no revelados en las directrices de las firmas asesoras. Asimismo, ha advertido la posibilidad de que algunos consultores no realicen una investigación adecuada o basen sus recomendaciones en datos erróneos o incompletos.

La hora de la verdad
Los autores analizaron las consecuencias de las recomendaciones de los proxy advisors en los casos de modificación de las condiciones de los planes de opciones sobre acciones con un precio de ejercicio por encima del valor de mercado, que permite a las empresas reemplazar estos activos con nuevas opciones, acciones restringidas y/o efectivo.

Los críticos con estos repricings de opciones sobre acciones argumentan que los directivos los aprovechan para extraer renta de los accionistas, reduciendo el riesgo de pérdida de valor de sus paquetes de retribución.

Sin embargo, la investigación demuestra que casi siempre es preferible permitir algún tipo de modificación de las condiciones de los planes de opciones sobre acciones "devaluadas". No hacerlo suele provocar el éxodo de personal clave para la empresa.

Los autores basaron su análisis en 264 repricings anunciados entre 2004 y 2009. En cada caso, comprobaron su grado de adecuación a las directrices de la firma ISS, el desempeño posterior de la empresa y la rotación de sus directivos.

Los datos indican que la reacción del mercado de valores a los cambios en las condiciones de los planes de opciones sobre acciones es positiva, pero que, cuanto más se ajustan a las políticas restrictivas de los proxy advisors, más se diluye este efecto positivo.

Además, las empresas en las que más se siguen las recomendaciones de voto de los proxy advisors son las que tienen peores resultados operativos y una mayor probabilidad de rotación de directivos y empleados.

Los resultados del estudio también sugieren que el cumplimiento a rajatabla de las directrices de los asesores de voto en cuanto al repricing de opciones sobre acciones limita los beneficios de estas iniciativas y no aumenta el valor para los accionistas.

En cualquier caso, los autores advierten que estos resultados tienen un alcance limitado, ya que su investigación solo examinó un tipo de propuesta de la dirección en 264 empresas.

Sería importante determinar hasta qué punto estos resultados sobre el impacto de las recomendaciones de los proxy advisors son extrapolables a cuestiones con mucha más incidencia en la rentabilidad del inversor, como los planes de compensación con acciones, los sistemas de bonus, la consulta sobre remuneraciones, los nombramientos de la dirección, las fusiones y las adquisiciones.
Artículo basado en:  Proxy Advisory Firms and Stock Option Repricing
Editorial:  Elsevier
Año:  2013
Idioma:  Inglés

Material relacionado

Outsourcing Shareholder Voting to Proxy Advisory Firms Larcker, David F.; McCall, Allan L.; Ormazábal, Gaizka  Outsourcing Shareholder Voting to Proxy Advisory Firms
Outsourcing Shareholder Voting to Proxy Advisory Firms Larcker, David F.; McCall, Allan L.; Ormazábal, Gaizka  Outsourcing Shareholder Voting to Proxy Advisory Firms