Iniciativa emprendedora RSS

  Consejos prácticos para el emprendedor de hoy 

Imprimir Compartir

¿Qué es emprender? En el fondo, emprender consiste en aguzar el ingenio para descubrir algo que todo el mundo intuye o busca pero nadie sabe cómo obtener. Para ello, se necesita un don especial, pero no imposible de adquirir: es un proceso que puede enseñarse y aprenderse.

Emprender equivale, en definitiva, a ser consciente de la oportunidad que uno tiene al alcance de la mano y que nadie más ve. Pero implica asimismo saber estimular al consumidor, que por norma es lento o reacio a probar nuevas experiencias.

Recordemos, sin ir más lejos, que la compañía que creó el código de barras quebró porque en su día nadie supo verlo como oportunidad.

En su libro Emails a un joven emprendedor, el profesor del IESE Pedro Nueno repasa los aspectos que un joven empresario debe tener en cuenta a la hora de desarrollar con éxito sus proyectos.

Tras un paréntesis de siete años, reanuda y actualiza los consejos y recomendaciones que ofrecía en su libro Cartas a un joven emprendedor (2007).

El punto de partida
"No tienes una idea concreta que responda a una oportunidad que hayas descubierto en el mercado [...]. Sigue estudiando el mercado [...] pero encuentra una oportunidad primero y luego montas la empresa que haga falta para explotar la oportunidad con rapidez y efectividad. No al revés."

Así empieza uno de los 26 correos electrónicos que sirven a Pedro Nueno para analizar las sucesivas etapas por las que ha de pasar un emprendedor para materializar un nuevo proyecto: identificación de una oportunidad, evaluación y concreción, elaboración de un plan de negocio, búsqueda de recursos, operaciones y ajuste del modelo a las circunstancias cambiantes del mercado y puesta en valor de la empresa por venta o salida en bolsa.

Todo ello sin olvidar nunca la necesidad de un planteamiento realista ni los riesgos inherentes a cualquier aventura empresarial.

China y África: los actuales horizontes
El autor muestra también la perspectiva desde contextos socioculturales lejanos al occidental, como China o África. En países donde la economía parte de niveles ínfimos, surgen potentes motores como el consumo o la exportación.

Otro motor fundamental es el sector inmobiliario. Si profundizamos en las cuentas de muchas empresas chinas o africanas, descubrimos que una parte de la riqueza creada procede de la rápida revalorización de terrenos e inmuebles.

Es el caso recogido en uno de los correos electrónicos: Zunchen Lee escribe a su colega Xiaolin para explicarle los beneficios económicos que obtendrá su empresa por trasladar la fábrica a nuevos terrenos y vender los antiguos como suelo residencial.

África, por su parte, es un variado mosaico de países, pero en conjunto presenta un mercado enorme con un gran crecimiento. Por eso actualmente muchos emprendedores, en su salida al mundo, dan prioridad a África.

Es la situación de Ray, quien escribe en otro correo a su amigo Norman para involucrarlo en la aventura de crear un negocio de importación de productos alimentarios en Nigeria, donde los fondos de capital riesgo y capital privado están despegando con fuerza.

En la cuerda floja
Pedro Nueno dedica otra de sus misivas a los emprendedores que, por una u otra razón, han acabado en la cárcel. En algunos casos, las complejidades de una iniciativa empresarial internacional pueden llevar a situaciones que rozan la ilegalidad o incurren de pleno en ella.

Por eso mismo el autor recuerda que la confidencialidad no existe y que es necesario pagar impuestos. Conviene asimismo evitar estructuras empresariales complicadas y paraísos fiscales, así como sistemas que rayan en el delito y tienen que remodelarse continuamente con arreglo a la evolución de las leyes.

En el capítulo pertinente, se incluyen dos mensajes: en uno, Petra Kosanova, recién ingresada en una prisión francesa debido a la contabilidad fraudulenta de uno de sus socios, se dirige a sus padres; en el otro, un empresario encarcelado, un hombre de escasa formación, apenas consciente de sus errores, escribe a sus hijos.

Motor de la economía
Cualquiera puede ser emprendedor, pero la labor requiere una inquietud especial y una intensa dedicación. Además, debe tenerse en cuenta que a menudo la magnitud de un proyecto supera las posibilidades de una sola persona y exige la participación de un equipo.

La iniciativa emprendedora es hoy un campo de conocimientos, pero también puede considerarse un sector de la economía. Es bueno que el entorno la propicie y en algunos países, de hecho, incluso la legislación tributaria la favorece.

Al final, son los emprendedores quienes transforman ideas útiles en puestos de trabajo, estimulan la innovación y contribuyen a la internacionalización de la economía y el desarrollo de los países emergentes.
Artículo basado en:  Emails a un joven emprendedor
Editorial:  Editorial Crítica
Año:  2014
Idioma:  Español

Material relacionado

Davosando Nueno, Pedro  Davosando
Echando Nueno, Pedro  Echando