Finanzas RSS

  El papel de los analistas en las fusiones y adquisiciones financieras 

Imprimir Compartir

Recientemente el sector financiero europeo ha sido el centro de atención internacional debido a importantes fusiones y adquisiciones. El español Banco Santander adquirió el británico Abbey National Bank ; el holandés ABN Amro tuvo éxito en la compra del banco italiano Antonveneta; y BNP Paribas, de Francia, se quedó con la italiana BNL. Sin embargo, muchas de estas transacciones han encontrado obstáculos en su camino. Sin ir más lejos, la clase dirigente del sector bancario italiano se opuso frontalmente a los intentos de BBVA y ABN Amro de adquirir bancos italianos, lo que demuestra que todavía existen en Europa muchas barreras institucionales y nacionalistas que deberían superarse.

Tras un paréntesis entre 2001 a 2003, la actividad de fusiones y adquisiciones en el sector financiero europeo se ha vuelto a animar. ¿Por qué se llevan a cabo estas fusiones? ¿Crean realmente valor? ¿Cómo reaccionan a ellas los expertos del sector?

José Manuel Campa, profesor de dirección financiera del IESE, e Ignacio Hernando, del Banco de España, responden a estas cuestiones en "La reacción de los expertos del sector a las fusiones y adquisiciones en el sector financiero europeo". Los autores centran su atención en la reacción de los expertos, los analistas y las empresas implicadas al anuncio de fusiones y adquisiciones. Para ello analizan más de 215 operaciones realizadas entre compañías financieras europeas y sociedades que cotizaban en bolsa en el período 1998 y 2006.

El estudio adopta un enfoque indirecto: en vez de analizar cómo reaccionan los precios de las empresas que se fusionan al anuncio de un acuerdo, se fija en la respuesta de los actores del mercado. "En primer lugar, observamos los cambios en las recomendaciones por parte de los analistas del sector y, a continuación, la reacción del precio de las acciones de las empresas rivales", aseguran los autores. La investigación sigue una metodología de "estudio de acontecimientos", basada en la reacción de los precios de las acciones a los anuncios de fusión. Este tipo de estudios presuponen que los cambios de precios del mercado bursátil ante el anuncio de una operación son un fiel reflejo del valor total de la fusión. La investigación también evalúa si los analistas del sector cambian (y cómo) sus recomendaciones como medida alternativa al rendimiento esperado de una fusión.

Los resultados del análisis, basados en la valoración del rendimiento de las empresas en el mercado bursátil a lo largo de un año, muestran que las empresas objetivo de la fusión experimentan un excedente de rendimiento positivo en los días cercanos al anuncio de la fusión, con un promedio del 3,38%. Las empresas compradoras, en cambio, sufren un excedente de rendimiento negativo de alrededor del -1%.

Las reacciones de los analistas al anuncio de una fusión pueden proporcionar información útil acerca de su valor para los inversores. Por ejemplo, en las proximidades de la fecha del anuncio, podrían decir que una empresa está infravalorada en el mercado, o predecir cómo afectaría el acuerdo a su rendimiento futuro.

Sin embargo, el estudio de Campa y Hernando muestra que los analistas no suelen cambiar sus recomendaciones. Los autores interpretan esta "falta de reacción" como un respaldo a la hipótesis de que la mayoría de transacciones tiene un "precio justo", y de que los precios del mercado bursátil tras el anuncio reflejan toda la información relevante acerca del activo.

¿Por qué se fusionan?
Una observación más atenta de la reacción en el mercado bursátil de las empresas competidoras ayuda a comprenderlo mejor. A partir de la reacción de los rivales en el mercado bursátil, la investigación analiza los motivos subyacentes para embarcarse en un proceso de fusión y adquisición. Entre estos motivos se cuentan los beneficios de la productividad -reflejados en costes más bajos y mayores ganancias-, la diversificación geográfica, la mejora de la posición competitiva, y un aumento de la capacidad de generar valor para el consumidor por medio de la venta cruzada de productos. Además, los motivos de derecho preferente de compra pueden estar detrás de algunas fusiones que, aparentemente, reducen los beneficios.

Generalmente, cuando se espera que una fusión reduzca la competencia, se piensa que aumentarán los márgenes industriales y que, como consecuencia, lo harán también los beneficios de los accionistas de todo el sector. En cambio, cuando se espera que la fusión estimule la competencia, su anuncio debería provocar una caída del precio en bolsa de las empresas competidoras.

El estudio revela una correlación positiva entre el excedente de rendimiento de las empresas que se fusionan y el de sus competidoras, lo cual concuerda con la idea de que el poder de mercado puede haber aumentado a consecuencia de las transacciones. También hay pruebas de que los beneficios para las empresas en competencia son diferentes dependiendo de si se trata de fusiones dentro de un mismo país o de fusiones internacionales. La correlación entre el excedente de beneficio a largo plazo para los compradores y las empresas en competencia es positiva para las fusiones dentro del país, y significativamente más alta que para las fusiones internacionales. Este hecho es coherente con la idea de que es más probable que las fusiones a nivel nacional disminuyan la competencia en el sector.

Artículo basado en:  The reaction by industry insiders to M&As in the European financial industry
Editorial:  CIF - Center for International Finance
Año:  2007
Idioma:  Inglés