EN PRIMERA PERSONA

La cara oculta de las startups 

El culto al emprendimiento no debe ignorar algunas duras realidades

Dávila, Antonio

Fecha: Cuarto trimestre 2016

Etiquetas: startup, economía, riqueza, crecimiento, recesión

  • Identifícate
  • Comentar
  • Compartir
Todos adoran las startups. El Gobierno de Reino Unido las tilda de "creadoras de riqueza"; la Administración de Obama atribuye a las empresas de menos de cinco años casi todo el crecimiento neto de Estados Unidos entre 1980 y 2005, y un informe del grupo PwC encargado por Google Australia calcula que "las startups tecnológicas podrían aportar 109.000 millones a la economía australiana, lo que equivale al 4% del PIB, así como 540.000 puestos de trabajo antes del año 2033". Sin embargo, este optimismo pasa por alto una realidad menos positiva: muchas startups quiebran en sus primeros años y las que sobreviven a menudo no ganan escala o atraviesan otras dificultades. De hecho, la creación de empleos en algunas empresas podría estar compensando los puestos que desaparecen en otras.

MATERIAL DE REGISTRO

Usuario registrado en otros servicios IESE

Usuario
Contraseña

He olvidado mi contraseña

¿Nuevo usuario?

Regístrese aquí