Finanzas RSS

  ¿Cómo es y qué le interesa al 'business angel' español? 

Roure, Juan; de San José Riestra, Amparo
Imprimir Compartir


El perfil del business angel español gana en consistencia, ya que acumula más operaciones y años de experiencia a sus espaldas. Además, dos de cada tres han ocupado puestos directivos de alto nivel o han emprendido previamente en una startup.

Así se refleja en el Informe business angels 2018. La inversión en startups: actividad y tendencias, elaborado por el profesor Juan Roure y Amparo de San José, directora de la Red de Inversores Privados y Family Offices del IESE.

Esta tercera edición del estudio señala que el conocimiento del sector y la presencia de tecnologías disruptivas son elementos destacados al valorar oportunidades de inversión, mientras que el impacto social es todavía una asignatura pendiente.

En cuanto a los elementos con un mayor potencial disruptivo en los próximos años, el informe apunta a blockchain, todo lo relacionado con la movilidad y el coche conectado, así como el auge del sector fintech.

Además, la investigación, realizada en colaboración con la Asociación Española de Redes de Business Angels (AEBAN), señala que la presencia de las mujeres en este segmento de inversión se mantiene estancado por debajo del 10%.

Retrato del business angel español
Los datos del informe muestran que el perfil del business angel español cada vez es más similar al de sus homólogos en países con mayor tradición, como Estados Unidos.

Inversores más maduros. Tres de cada cuatro tienen entre 35 y 54 años, y siguen aumentando los de más de 55 años.

Trayectorias más largas. Crece el porcentaje de business angels con más de 15 años de experiencia, aunque el porcentaje de quienes han iniciado su actividad en los últimos cinco años sigue estando por encima del 40%.

Inversores más activos. El 90% de los inversores que han participado en el estudio realizaron al menos una inversión durante 2017, ocho puntos porcentuales más que en la edición anterior.

Carteras más diversificadas. Se aprecia una evolución positiva en la diversificación de la cartera, ya que aumentan las que incluyen más de cinco inversiones. De todas formas, la mayoría tienen entre una y cinco inversiones vivas, un número manejable y fácil de controlar.

Menor capacidad financiera. Solo un 29% de los encuestados afirmaron dedicar más de 100.000 euros al año a la inversión en startups, frente al 36% del ejercicio anterior y al 60% de hace dos años. La mitad de ellos han dedicado nuevos fondos a ampliar su posición en alguna de sus inversiones anteriores.


Ámbito de acción más amplio. El clásico inversor local deja paso a otro con más amplitud de miras geográficas. Así, los inversores que invierten en una única ciudad se han reducido drásticamente y han pasado del 12% al 2% en esta edición del estudio.

Auge de la inversión en TIC.
Más de la mitad de los business angels españoles invierte en TIC y software. El comercio y la distribución online también tienen un peso importante.

Las startups offline también existen. A pesar de la percepción de que predominan las inversiones en tecnologías de información y comunicación, más de la mitad de los business angels españoles han invertido en startups offline, que en una cuarta parte de los casos suponen por lo menos la mitad de su cartera.

Aumento de la valoración de las operaciones. La media de valoración de las operaciones en fase semilla y startup crece respecto al año anterior, situándose en los 912.000 euros y 2,5 millones de euros respectivamente.

Mejor, en compañía. Los inversores no suelen acometer las operaciones en solitario, sino que acostumbran a hacerlo con otros business angels, aunque también es habitual que lo hagan con fondos de capital riesgo o family offices.

Fuentes de oportunidades cercanas. Los inversores confían sobre todo en sus amigos y socios (26%) o las redes de business angels (25%) a la hora de recibir proyectos.


Ritmo de desinversiones lento. Se mantiene por encima del 60% el porcentaje de encuestados que todavía no han desinvertido. Entre las desinversiones realizadas, seis de cada diez fueron positivas, lo que supone un incremento de cinco puntos porcentuales respecto al año anterior.

Sobre la investigación
El informe se basa en las respuestas a un cuestionario enviado a todas las redes y asociados de AEBAN, además de un grupo de más de 400 inversores en activo.

Haga clic para ampliar
Artículo basado en:  Informe Business Angels 2018
Editorial:  AEBAN
Año:  2018
Idioma:  Español