Tecnologías de la información RSS

  Claves para coordinar alianzas de valor  Premium

Imprimir Compartir



Una persona de sesenta años, aconsejada por su médico de cabecera, acude al hospital para que le hagan unos análisis y pruebas. Le diagnostican un fallo respiratorio y le prescriben oxigenoterapia. El paciente se pone de acuerdo con un representante de la empresa distribuidora de tanques de oxígeno, quien se los lleva a casa y le enseña a usarlos. Después, un cuidador le visitará regularmente para monitorizar su progreso.

Esto es, en esencia, una alianza; es decir, un acuerdo entre organizaciones en el que varios participantes combinan sus recursos y capacidades para crear valor de manera tal que no podrían lograrlo uno a uno. Sin embargo, ese valor se hará realidad en la medida en que dichos participantes sepan coordinar bien sus actividades.

En este escenario real -- utilizado en nuestra investigación -- observamos cómo algunos problemas de coordinación provocaban una pérdida de valor. Por ejemplo, quien distribuía el oxígeno a domicilio tenía acceso a información de primera mano respecto a la evolución del tratamiento que no llegaba al médico de cabecera, quien en algunos casos incluso desconocía que sus pacientes estaban recibiendo el tratamiento. De hecho, algunos pacientes seguían recibiendo el tratamiento a pesar de que ya no lo necesitaban porque nadie en el hospital había decidido interrumpirlo.

Esto ilustra que, incluso en un proceso en apariencia sencillo, las alianzas ven limitado su potencial si los participantes no coordinan sus actividades de manera efectiva.

En este artículo examinamos los principales componentes de la coordinación entre organizaciones. Presentamos un modelo, ilustrado con un caso del sector de la salud, que puede ayudar a los directivos a repensar los componentes "micro" de las alianzas. Ver dónde se pierde conocimiento, o cómo espontáneamente se crean nuevas rutinas, etc., puede serles útil para mejorar el rendimiento de sus alianzas.

Los componentes de la coordinación
Nuestro modelo se inspira en una visión de la empresa centrada en el conocimiento, que sugiere que una ventaja competitiva sostenible conducente a un rendimiento superior se basa en capacidades individuales, conocimiento, rutinas y esquemas de coordinación integrados en la organización.

Es importante conocer las características específicas de la contribución de cada participante en su empresa porque ayuda a extrapolarlas a la colaboración entre empresas. Si los participantes no son capaces de entender y coordinar estos componentes en el nivel "micro", será menos probable que creen valor en el nivel "macro".

Para seguir leyendo este artículo, puedes comprarlo o suscribirte a la revista IESE Insight. Recuerda que si eres miembro de la Alumni Association del IESE tienes acceso a nuestros artículos premium con tus claves habituales.
Artículo basado en:  Claves para coordinar alianzas de valor
Editorial:  IESE
Año:  2018
Idioma:  Español