Finanzas RSS

  Cómo cambiará 'blockchain' tu manera de hacer pagos  Premium

Imprimir Compartir

Null
Un 2015, un informe de Goldman Sachs aseguraba que, mientras que la criptomoneda bitcóin iba perdiendo valor, la tecnología en la que se sustenta, blockchain o cadena de bloques, podría tener un efecto disruptivo "en prácticamente todo".

Muchos académicos y profesionales creen que el potencial disruptivo de blockchain es tal que hará con las transacciones lo que Internet hizo con la información, creando una plataforma segura que nos permitirá realizar y registrar transacciones en bases de datos distribuidas.

El impacto de esta tecnología podría dejarse notar en numerosas industrias. En el estado de Nueva York, por ejemplo, los vecinos están empezando a venderse energía solar mediante blockchain y, en Austria, el conglomerado más grande de servicios públicos, Wien Energie, participa en un ensayo de blockchain centrado en los intercambios de energía entre empresas del sector.

Desaparece así la necesidad de los intermediarios que tradicionalmente han validado operaciones como la firma de contratos o la realización de pagos.

Uno de los sectores que podría verse especialmente afectado es el bancario, cuyo papel como "garantía de seguridad" podría dejar de tener sentido en una economía basada en blockchain. Un informe de IBM en 16 países establecía que, al finalizar el año 2017, un 14% de los bancos a los que habían encuestado estarían utilizando blockchain. Según el estudio, estos bancos creen que la tecnología blockchain afectará sobre todo a tres áreas de negocio: 1) datos de referencia, es decir, el traspaso de información en tiempo real de las transacciones entre divisiones de negocio e instituciones; 2) pagos, y 3) préstamos al consumidor.

En este artículo exploro el posible impacto de esa descentralización en los medios de pago y, por extensión, en la actividad de la banca y las empresas. A partir de mis publicaciones sobre el funcionamiento del sistema financiero y mi experiencia como consejero de instituciones bancarias, describo el papel tradicional de los bancos y enumero las ventajas y oportunidades que ofrece blockchain junto con uno de sus desarrollos, el denominado Ripple. También explico los retos y ventajas de este fenómeno.

Confianza centralizada
Junto con la actividad crediticia, la gestión de los medios de pago siempre ha constituido el negocio principal de la banca. Solo en 2016 se produjeron transacciones internacionales por valor de 300 billones de dólares, operaciones que supusieron para el sector unos ingresos de entre 150.000 y 200.000 millones de dólares, según datos de CryptoCoinsNews.

Si la banca puede gestionar los medios de pago es por la garantía de confianza y seguridad que le presta a esta actividad en calidad de intermediario cualificado. Se trata, en el fondo, de un sistema basado en la centralización de la confianza.

Así, las operaciones bancarias que conllevan un pago se intercambian a través de mecanismos supervisados por los bancos centrales nacionales (bajo la tutela del Banco Central Europeo en el caso de los países de la Eurozona). Estos bancos llevan a cabo dos procesos:
  • Compensación. Es el proceso por el que se transmiten, concilian y confirman las órdenes de pago y se establece una posición de liquidación definitiva.
  • Liquidación. Es la transferencia de fondos entre la entidad pagadora y la beneficiaria.

A su vez, se distingue entre pagos al detalle y grandes pagos. En el primer caso, la compensación no se realiza pago a pago, sino por "neteo" de las posiciones de una entidad bancaria respecto a otra al final de cada jornada. Este procedimiento comporta un grado de incertidumbre respecto a la liquidación de las transacciones, denominado riesgo de liquidación del sistema. Es la posibilidad de que, como consecuencia de una liquidación fallida, queden bloqueadas otras liquidaciones y, por efecto dominó, se vean arrastradas las demás entidades y el volumen total de compensación.

En cambio, para los grandes pagos, como los efectuados en el mercado interbancario (entre las distintas entidades), se utiliza la liquidación "bruta". Es decir, las órdenes de pago se procesan y se liquidan de modo irrevocable justo en el momento en que entran en el sistema. Eso sí, siempre que el ordenante tenga saldo disponible en su cuenta o garantía suficiente.

En el caso de los pagos transfronterizos, la compensación y la liquidación de las operaciones se ejecutan a través de cuentas enmarcadas en acuerdos de corresponsalía (una entidad de crédito proporciona servicios de pago a otra, normalmente extranjera). El sistema a través del cual se canalizan es la red segura de comunicaciones Swift. Pertenece a SWIFT (Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication), una sociedad propiedad del sector bancario que da servicio a más de 8.000 bancos de todo el mundo y se ha consolidado como referente para el envío de cobros, pagos, operaciones de tesorería, valores y comercio exterior.

Dentro de Europa, y para los pagos en euros, rige otro mecanismo. A iniciativa del sector bancario, y con el impulso del Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea, se puso en marcha en 2008 el Área Única de Pagos en Euros (SEPA en inglés). La zona única abarca 34 Estados: los 28 de la Unión Europea más Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza, Mónaco y San Marino. El SEPA permite a empresas y particulares efectuar pagos y cobros en euros dentro y fuera de las fronteras nacionales, en igualdad de condiciones y con los mismos derechos y obligaciones, independientemente del Estado miembro donde se tramiten. El mercado de pagos SEPA incluye transferencias, débitos (domiciliaciones) y tarjetas, no así los cheques, por su soporte físico.

Este mercado integrado de pagos ha sido posible gracias a una serie de factores:
  • Moneda única.
  • Infraestructuras eficientes de procesamiento de pagos.
  • Estándares técnicos.
  • Prácticas comerciales comunes.
  • Marco legislativo armonizado.

Confianza distribuida
A diferencia del sistema tradicional, en el que la confianza reside en los bancos centrales, lo que propone blockchain es prescindir de autoridades centrales o terceras partes que actúan como intermediarios y realizan las funciones de compensación y liquidación que mencionábamos en el apartado anterior.

Para seguir leyendo este artículo, puedes comprarlo o suscribirte a la revista IESE Insight. Recuerda que si eres miembro de la Alumni Association del IESE tienes acceso a nuestros artículos premium con tus claves habituales.
Artículo basado en:  Cómo cambiará 'blockchain' la manera de hacer pagos
Editorial:  IESE
Año:  2017
Idioma:  Español