Liderazgo y dirección de personas RSS

  El dinamismo laboral, en su nivel más elevado desde 2010 

Visintin, Stefano; Elvira, Marta
El dinamismo laboral ascendió hasta el 19,8% en el tercer trimestre de 2016, el nivel máximo desde 2010, año en que se empezó a medir. Esto significa que, entre julio y septiembre, en uno de cada cinco puestos de trabajo ya existentes cambió la persona que lo desempeñaba.

Así lo indica la quinta edición del índice Meta4 IDL, que elaboran la profesora del IESE Marta Elvira y Stefano Visintin en colaboración con Meta4.

El índice sigue reflejando un alto y creciente dinamismo en el empleo de las empresas estudiadas, que entre principios de 2011 y septiembre de 2016 ha aumentado más de 15 puntos porcentuales.

Esto refleja una mayor rotación de los empleados, consecuencia de nuevas contrataciones para sustituir a trabajadores que abandonaron la empresa, de forma voluntaria o no.


Más dinamismo en las empresas en expansión

El informe muestra que la mayor flexibilidad en la gestión de personal puede acompañar tanto a fases de expansión como de contracción de las plantillas.

Son las empresas en fase de crecimiento y que se apoyan en una cierta flexibilidad de plantilla las que más han contribuido al aumento del dinamismo.

El índice de dinamismo laboral de las empresas que registraron un aumento en el número de empleados pasó del 3% en 2010 al 14% en el tercer trimestre de 2016. En aquellas que redujeron plantilla el aumento del dinamismo fue mucho más leve, ya que pasó del 0% al 5,5%.

El índice Meta4 IDL refleja que la creación de empleo se mantiene estable y que su destrucción se está reduciendo. Si bien el crecimiento había perdido algo de fuelle en la segunda mitad de 2015, a principios de 2016 volvió a repuntar y se ha mantenido estable: por cada 100 empleos han desaparecido 3 y se han creado 5,5.

Sobre el estudio
El índice Meta4 IDL, cuyos datos están desestacionalizados, analiza los movimientos en la fuerza laboral que no implican creación ni destrucción de puestos de trabajo.

Para ello, el índice mide el porcentaje de contratos que han experimentado algún cambio motivado exclusivamente por el reemplazo de personal. De este modo, el estudio incluye los movimientos derivados de jubilaciones, bajas (voluntarias o por decisión empresarial) y las modificaciones en el tipo de contrato (como la transición de uno temporal o por obra y servicio a indefinido y viceversa; por variación en las funciones o traslado entre departamentos, etc.).

El indicador está elaborado sobre una muestra de empresas que, en este trimestre, suman unos 55.000 empleados.
Artículo basado en:  Indicador de Dinamismo Laboral Meta4 IDL, noviembre de 2016
Año:  2016
Idioma:  Español
Imprimir
Descargar Español
Compartir

Material relacionado